La creciente subida en los precios de la luz y electricidad en nuestro país ha provocado que acciones tan simples como la de poner la lavadora, calentar un vaso de leche, preparar la comida o encender la luz de la habitación sean cada vez más caras, y es algo que nos influye a todos. Además, no sólo nos vemos afectados nosotros, sino que nuestro entorno también acabará sufriendo las consecuencias de una mala gestión energética. 

Por lo tanto, bien por cuestiones económicas o bien por el futuro de nuestro planeta, el ahorro de energía es algo que todos deberíamos tener muy presente en nuestro día a día, ya que pequeños gestos pueden contribuir a cuidar de nuestro bolsillo y a preservar el medio ambiente al mismo tiempo. Hoy queremos hablaros de cómo la domótica puede ayudarnos a realizar un consumo más inteligente, tanto de energía como de electricidad o de agua.

 

domótica_game

Puede que en un principio pensemos que no merece la pena o que nos supondrá un gran gasto de dinero, pero ¿sabías que invertir en la instalación de un sistema de domótica puede proporcionarnos hasta un 30% de ahorro energético? Os proponemos algunas ideas con las que hacer de vuestro hogar o empresa un lugar eficiente:

Control de la iluminación

Sensores que ajustan la intensidad de la luz a la presencia de personas en una habitación, a la zona de la casa o al momento del día, o sistemas que controlan de forma automática el encendido y apagado de las luces para evitar el dejárnoslas encendidas son las principales herramientas que nos pueden ayudar a ahorrar en la factura de la luz de nuestra casa o empresa.

Climatización

Regular y adaptar el uso de la calefacción y el aire acondicionado en función de las condiciones climatológicas del exterior también puede ayudarnos a ahorrar en electricidad. Además, se pueden instalar termostatos inteligentes y sistemas que detecten el viento y el sol y permitan subir y  bajar persianas y toldos de forma automática, para así poder aprovechar al máximo la luz y energía solares.

Control de electrodomésticos

Muchas veces cometemos el error de dejar los electrodomésticos que no estamos utilizando en modo “stand-by”. Hoy en día existen aplicaciones que detectan aquellos aparatos que están en espera y gestionan su consumo, o que programan de forma automática el encendido y apagado de dichos electrodomésticos teniendo en cuenta el horario y momento del día en el que el precio de la energía es más bajo.

Gestión del agua

Para evitar un uso excesivo e indebido de agua en nuestras casas o empresas, podemos instalar grifos inteligentes que controlan el caudal y la temperatura del agua,  o un sistema de control centralizado que detecte si se produce alguna anomalía, y actúe de manera automática para evitar problemas mayores como fugas de agua o inundaciones.

Éstas son solo algunas ideas, pero si quieres más información sobre cómo la domótica puede ayudarte en la gestión energética de tu hogar o empresa, en GAME tenemos un gran equipo de profesionales a tu disposición. Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.