El WiFi ha evolucionado mucho en los últimos años. Cada vez hay más elementos de nuestra vida diaria que, a través de esta conexión, nos hacen la vida más cómoda y nos permite tener un mayor control de nuestras cosas, como puede ser el caso de la domótica. Actualmente nos permite navegar a gran velocidad gracias a las potentes conexiones de fibra óptica. Sin embargo, puede que no sea suficiente para abarcar todas nuestras necesidades.  Por ello, llega la tecnología LiFi, basada en la luz. La gran revolución que pronto invadirá nuestros hogares.

LiFi

La universidad de Edimburgo fue la pionera en hacer experimentos con las ondas luminosas para enviar y recibir información. Asimismo, varias compañías se unieron para realizar investigaciones y pruebas donde conectaban varios dispositivos a una bombilla LED.

LiFi es el acrónimo de Light Fidelity, un termino inglés que engloba los sistemas de comunicación inalámbricos basados en la luz. Esta tecnología utiliza dos emisores LED, la luz visible (UV) y la infrarroja cercana (NIR) del espectro electromagnético, en lugar de las ondas de radiofrecuencia. El funcionamiento de este nuevo método es similar al del WiFi, pero ofrece numerosas ventajas:

  • Tecnología basada en la luz: No es interferida por señales de radio, ni por otras señales del hogar u otros dispositivos, como ocurre con el WiFi.
  • Mayor seguridad: La luz no sale de la habitación en la que este encendida, siempre y cuando, las ventanas y puertas estén cerradas. A diferencia del WiFi, que traspasa paredes, lo que permite el robo de conexión y de nuestros datos personales.
  • Alta velocidad de transmisión: Puede alcanzar los 224Gbps. Velocidad que supera por muchos gigabytes la del WiFi.
  • Conexión ininterrumpida: La tecnología LiFi permite la conexión en zonas donde el WiFi no puede llegar por determinadas condiciones físicas. A su vez, la transmisión de datos, mediante el LiFi, obliga a tener encendida la luz, por ello proporciona un regulador para hacerla imperceptible al ojo del ser humano.
  • Ahorro en costes: Proporciona una conectividad inalámbrica, al mismo tiempo que, ilumina nuestros hogares gracias a la bombilla LED.

¿Nace la alternativa al WiFi? Muchos afirman que si. Pese a ello, la realidad apunta a que la combinación de ambas tecnologías de forma simultanea, en relación a las necesidades (dispositivo, medio, momento…), sería el funcionamiento mas eficiente.

Sus responsables son conscientes de que aun queda camino por recorrer, pero se trata de una gran oportunidad tecnológica, que trae en consecuencia un futuro prometedor.