¿Cuántas veces hemos oído que las smart cities son el futuro? Pero, ¿qué es realmente una smart city? y ¿por qué es beneficioso ese modelo de ciudad?

En este nuevo post os presentamos la revolución que cambiarán nuestra forma de vivir pero, ¿cómo?

Smart city wireless connected

Desde hace años el mayor porcentaje de la población vive en las ciudades y se espera que en 2050 el 70% de la población mundial sea urbana. Esto quiere decir que en un futuro cercano las ciudades se van a convertir en el centro de una sociedad digital y colaborativa .

Asimismo, según han desvelado último estudios, las ciudades consumen el 75% de los recursos naturales y de la energía mundial, generan el 50% de los residuos y provocan entre el 60% y el 80% de los gases del efecto invernadero.

Por ello, el desarrollo de ciudades inteligentes o smart cities son la solución para contribuir a reducir estas cifras y a hacer urbanizaciones más sostenibles.

¿QUÉ SON LAS SMART CITIES?

Si vamos a la teoría y traducimos literalmente del inglés, smart city significa ciudad inteligente, tal y como su nombre índica, estamos ante el desarrollo urbano que nos permitirá ahorrar en costes, ser más sostenibles, más responsables con el medio ambiente y, a su vez, mejorar nuestro nivel de vida.

Esto implica el uso de energías renovables, redes energéticas inteligentes, monitorización y renovación de edificios, planificación de espacios verdes o la utilización de alumbrado inteligente, que pueden conllevar el ahorro de entre un 20% y un 30% de energía.

GAME

Aunque en un primer momento parezca un concepto algo lejano y que solo hemos podido ver en películas futuristas, las ciudades inteligentes ya son parte de nuestra realidad. Se trata de un modelo de gestión bastante complejo que aprovecha al máximo las ventajas de una sociedad hiperconectada, colaborativa y en desarrollo tecnológico constante.

Entre los muchos de los beneficios que nos ofrece esta novedosa tecnología están, la creación de un sistemas de gestión de tráfico que  permita una circulación más fluida entre las infinidad de vehículos que recorren cada día nuestras ciudades. La iluminación inteligente, hablamos de farolas que se encienden o alumbren más al detectar a las personas, y que ante la ausencia de movimiento permanecen apagadas o más tenues. Otro ejemplo es, la gestión de residuos que gracias a la implantación de sensores en los contenedores, los servicios de recogida de basura sabrán en todo momento el estado en el que se encuentran los depósitos para poder retirarla en el momento óptimo.

GAME

La inteligencia de las ciudades es un concepto global que paralelamente, llega también a nuestros hogares, para ayudarnos a ahorrar hasta un 30% de ahorro energético en nuestras facturas gracias a la instauración de sistemas de domótica.

Sin embargo, el factor fundamental es salvaguardar el medio ambiente. El cambio climático es una realidad y el ejemplo más claro es que en pleno mes de julio todavía no podemos dejar el paraguas en casa. Gracias a este nuevo desarrollo podremos gestionar de forma más limpia y eficaz los residuos, aprovechando las energías renovables y aplicando la innovación tecnológica para favorecer la preservación. Un avance que contribuirá a alargar la vida de nuestro planeta e incluso a mejorarla.

SMART CITIES EN ESPAÑA

Son muchas las ciudades europeas que poco a poco han apostado y han ido incorporado estas nuevas e innovadoras tecnologías para ir convirtiéndose en ciudades inteligentes. En entre las cuales destacamos Santander, Barcelona y Malaga.

A día de hoy, Santander cuenta con sensores para el control del tráfico, contaminación, riego y alumbrado público. Esta Smart City ha traspasado fronteras hasta el punto de que otras ciudades Europeas se ha interesado por su modelo con la intención de iniciar proyectos en este campo. A su vez, Málaga, ha cobrado relevancia gracias a su sistema de gestión inteligente de energía y su flota de vehículos eléctricos.

Junto a ellas, Barcelona, que desde hace años ha implantado numerosas tecnologías móviles y de mejora de gestión del agua y del tráfico. Tal y como desveló un reciente análisis, la ciudad condal es una de las tres mejores Smart Cities del mundo, junto con Singapur y Londres, gracias a la creación de 47.000 puestos de trabajo debido a la implantación del IoT, el ahorro de 42,5 millones de euros en agua debido a una gestión más eficiente y la generación de 36,5 millones de euros por aparcamientos inteligentes.

Otros casos a destacar en el panorama Europeo son los de Hungría, Polonia, Eslovaquia y República Checa. Ciudades que también han comenzado a aplicar esta tecnología en áreas en concreto y que en un futuro próximo las convertirá en inteligentes.

Budapest (Hungría) ha implantado un sistema de seguimiento GPS que analiza las congestiones de tráfico y puede alterar el funcionamiento de los semáforos para aligerar las aglomeraciones. Varsovia (Polonia) ha apostado por la implantación de células fotovoltaicas en sus edificios para regular la luz eléctrica de las habitaciones. Y en el caso de Eslovaquia, ha instalado sensores en los contenedores para favorecer la organización de las rutas de los camiones de recogida en Bratislava.

LA CIUDAD 100% INTELIGENTE

Hasta ahora, hemos hablado de ciudades que están implantando poco a poco esta tecnología para llegar a ser, en un futuro, una Smart Cities. Sin embargo, existe una ciudad creada a partir de toda esta tecnología, se llama Aspern y se encuentra a tan a solo 14 kilómetros de Viena.

Un proyecto piloto creado con el objetivo de ser un laboratorio urbano. Su diseño como ciudad nace de un lago central rodeado de zonas verdes donde el uso del coche no está habilitado. La idea es que sea una ciudad sin coches en la que los desplazamientos se realizan a través de un sistema de alquiler de bicicletas o un autobús que conecta Aspern con Viena. Asimismo, se están construyendo dos líneas de metro y se prevé construir un tren y un tranvía. Incluso hay un proyecto para incluir el primer autobús automático (sin conductor).

Su modelo energético también está adaptado y es completamente inteligente. Todos los edificios cuentan con placas solares para generar electricidad través de energías renovables y, a su vez, se están llevando a cabo estudios para optimizar la energía y su consumo y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

GAME

Las Smart Cities forman parte de nuestro presente, pero lo serán aún más en nuestro futuro. Cada vez son más las empresas dedicadas a implementar los sistemas necesarios para crear estas ciudades, y cada vez son más las ciudades interesadas, que incorporan estas tecnologías como oferta común.

¿Preparados para la llegada de las Smart Cities?

Si quieres conocer más sobre lo último en digitalización del hogar o electrodomésticos inteligentes, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te informaremos sin ningún compromiso.

¡En GAME te informamos sin ningún compromiso!