Con el adiós al 2017 nos asomamos a las que probablemente serán las tendencias tecnológicas más importantes del próximo año. Ya sea por su relevancia en el uso a nivel particular o empresarial estas nuevas tecnologías, que hasta ahora parecían únicamente una promesa, está claro que han llegado para quedarse.